PINTURA EN CORUÑA

Elegir las pinturas para fachadas, un paso esencial

Una de las razones por las que la rehabilitación de fachadas es tan solicitada tiene que ver con el mal estado de la pintura de los frentes. Como hemos dicho, la intemperie puede tener un efecto muy duro sobre las capas de terminación. Lo más frecuente es que, por falta de adherencia, se descascaren, o que el color quede dispar  al cabo de poco tiempo. Por las inclemencias a las que se somete esta superficie, es muy importante encontrar las pinturas idóneas.

Además de la elección de la pintura, hay que considerar que el proceso no se limita solamente a esparcir el color sobre la superficie, sino que hay que darle a la fachada un tratamiento para que la pintura adhiera bien y se mantenga, aparte de corregir todo tipo de deterioro estructural, como grietas o fisuras.

Tipos de pinturas para fachadas

La pintura se escoge en función de muchos criterios. Primero, hay que evaluar el material de base, como el revoque o mortero. Luego, se debe considerar la exposición de la fachada y los climas de la zona. Y finalmente, el color deseado puede definir la clase de pintura a elegir.

Las dos clases más usadas de pintura para fachadas son:

  • Pinturas a la cal, que son elegidas especialmente para imitar revestimientos antiguos. Puede resultar algo caro, pero es un acabado muy duradero.
  • Pinturas vinílicas y acrílicas, que son muy fáciles de manipular si se diluyen correctamente y que, en sus versiones más nuevas, traen silicona, una buena solución de impermeabilidad.