LÁMINAS ASFÁLTICAS EN CORUÑA

Hay varios tipos de láminas asfálticas clasificadas por su acabado (film de polietileno, grano mineral, arena, aluminio) y armadura (fieltro de poliéster, fibra de vidrio, fieltro de polietileno).

Dependiendo de cada caso se escogerá la lámina más idónea.

La alternativa de las Láminas asfálticas

La aplicación de láminas  asfálticas para impermeabilizar una superficie es una de las soluciones de mayor duración y resistencia. El sistema consiste en cubrir la superficie con una lámina prefabricada, que está compuesta de varias capas. La principal es la capa asfáltica, que es lo que confiere al sistema la resistencia a la tracción y la elongación. 

Según las necesidades del área, puede contener una o dos capas centrales.

Además de la capa de plástico asfáltico, estas membranas también incluyen un revestimiento, que es la capa superior y que tiene la característica de repeler los rayos ultravioleta, y una capa antiadherente por debajo, que protege a la capa central. Aparte, agrega una capa de armadura, que le otorga resistencia y uniformidad, y que normalmente está fabricada de polietileno de alta densidad.

¿Cuáles son las ventajas de las láminas asfálticas?

Principalmente, este tratamiento se destaca por su durabilidad. Al aplicar este sistema de impermeabilización se cuenta con una garantía de diez años. Otra de sus ventajas es que presenta varias opciones según el tipo de superficie. Existe la opción de utilizar membranas no protegidas, que deben ir recubiertas de otro material (como por ejemplo baldosas) y las protegidas, preparadas para quedar a la intemperie.

Es importante destacar que las membranas asfálticas, además de impermeabilizar por completo, protegen al interior de la edificación de la intensidad de la radiación solar, es decir, proveen aislación térmica. Y otro de los beneficios claros de este sistema es que puede resistir a cualquier factor climático o de la naturaleza, pues no se deteriora y resiste a la acción de todo tipo de microbios y hongos.